Tipos de pólizas de seguros de coches: Claves para no cometer errores

polizas de seguros de coches

A la hora de decidirse por uno u otro seguro de coche, uno de los factores más problemáticos que genera más confusión entre la clientela es el tipo de póliza que ha contratado y las coberturas que esta posee en caso de accidente.

Así que, en el artículo de hoy, hemos decidido explicar un poco más acerca de las características de las más comunes:

  • PÓLIZA A TERCEROS: Son pólizas que cobren las responsabilidades civiles de un conductor en caso de accidente: los daños que podamos producir a los demás.  También hay que tener en cuenta que cada compañía suele ofrecer una póliza con algunas características propias dependiendo de lo que considere necesario.
  • PÓLIZA A TERCEROS AMPLIADO: Además de los parámetros anteriores, estas pólizas incluyen cobertura ante incendio o robo que pueda sufrir el vehículo.
  • PÓLIZAS A TODO RIESGO: Esta tipología, incluye la anterior cobertura a terceros ampliados, pero también nos cubre los daños propios que podemos ocasionarle al vehículo. Podríamos decir, que protege al vehículo de las acciones en las que el usuario tiene la culpa.
  • TODO RIESGO CON FRANQUICIA: Esta póliza está extendiendo su demanda enormemente en los últimos tiempos. Se trata de una póliza similar a la de “todo riesgo” solo que en algunas coberturas, como por ejemplo, en caso de indemnización, el usuario tendría que pagar una parte del importe.

En resumen, debemos conocer que una póliza a todo riesgo, implica un mayor desembolso económico, pero también una cobertura total. Mientras que si te decantas por una póliza a terceros, encontrarás mayor diversidad de ofertas en las que se cubrirá a tu vehículo más o menos, pero nunca por completo.

3 Comentarios

  1. Diana.Pri

    Hola Juan Carlos,

    Muy bien explicado. De manera muy sencilla para que entendamos todos. Desde mi punto de vista, te fataría explicar el tema del valor real y el valor venal de los vehículos.

    El todo riesgo sin franquicia se recomienda para coches nuevos o con varios años de antiguedad. Yo no soy muy partidaria de mantener este seguro mucho años, ya que llega un punto el cual si hacemos un pequeño calculo entre la prima que estoy pagando de mi seguro y lo que me indemnizarían en caso de siniestro total de mi coche no me es rentable.

    Espero haber aportado algo más a tú resumen.

    Un saludo, y enhorabuena por el post.

    1. Juan Carlos

      Hola Diana,

      Me apunto lo del ‘valor real’ y ‘valor venal’ para otro artículo. En cuanto al tema del todo riesgo y aunque dependa lógicamente del vehículo, para un vehículo gama media y desde la experiencia como agente… ¿cuál sería tu consejo en años para mantener el todo riesgo?

      Un saludo y gracias 😉

  2. rkomin

    Buen artículo Juan Carlos, muy claro y conciso para los neófitos. Comentarte que en la cobertura a todo riesgo no sólo cubre los daños propios responsabilidad del asegurado sino también otros, como por ejemplo los actos vandálicos, y en algunas compañías ta,bien tendrían cobertura por esta modalidad los fenómenos de la naturaleza y colisión con animales.

Deja un Comentario