Seguros vinculados a un crédito hipotecario

seguro hipotecario

Es común que muchas de las personas que buscan acceder a una hipoteca, consideren que los seguros vinculados a un crédito hipotecario sean obligatorios por ley como un requisito para poder conseguir la financiación. A pesar de esta creencia, en la Ley Hipotecaria se establece claramente que el único requisito obligatorio para la concesión de un crédito hipotecario es la contratación de un seguro de vida que como mínimo ofrezca cobertura contra siniestros tales como terremoto, inundación y por supuesto el incendio.

Como sabemos, las entidades bancarias tienen en la contratación de un crédito hipotecario por parte de los clientes, una de las mejores oportunidades para poder vender la mayor cantidad de productos asociados a la hipoteca pero que no necesariamente sean indispensables ni mucho menos obligatorios. Si bien es cierto que la Ley Hipotecaria establece la obligación de un seguro de vida para que el crédito sea concedido, esto no significa que el cliente tenga que contratarlo directamente con la entidad que otorga el crédito.

Ahora bien, si se comprueba que se han contratado seguros por error o desconocimiento del cliente, siempre es posible renunciar a ellos si se comprueba lo antes mencionado. Esto sucede con mucha frecuencia cuando se piensa que el seguro de vida y el seguro de hogar e incluso aquel seguro contra la subida del Euribor, son obligatorios para poder conseguir el crédito. También es importante saber que si los seguros vinculados al crédito hipotecario fueron tomados como un requisito para la concesión del crédito, pero estos no bonifican el tipo de interés ni tampoco están establecidos en la escritura, es posible eliminarlos todos en el momento justo en que se firme la escritura o en su caso cuando la póliza se haya vencido.

En el caso de que sí se bonifique el tipo de interés por cada uno de los seguros vinculados a la hipoteca y que sean eliminados, entonces este interés puede incrementarse para la siguientes revisión de la cuota. En otras palabras, si el cliente opta por la cancelación de un seguro de vida ya pactado, se elevará el tipo de interés, sin importar que ese seguro no fuese obligatorio. Quedará entonces a criterio del cliente que es lo que más le conviene en función claro de sus necesidades.

2 Comentarios

  1. Raul

    Buen artículo, aunque me gustaría hacer una corrección. Según la Ley Hipotecaria, el seguro obligatorio no es el de vida, sino el de incendio.

    La ley sólo nos obliga a suscribir un seguro de incendio, pero los bancos aprovechan para vendernos sus seguros de hogar multirriesgo.

Deja un Comentario