Seguros de Salud: ¿Realmente Seguros?

todo riesgo o terceros

El objetivo principal de la gran mayoría de la gente que contrata un seguro de salud es el de establecer una relación directa entre la contratación del seguro y la tranquilad. El contrato creado con la empresa aseguradora, introduce la idea de que llegado el momento de necesidad, determinadas “amenazas” serán abordadas con el extra que aporta el seguro de salud. Como paradoja, sirva pensar en el propio nombre del producto: “Seguro de Salud”

El cliente, con el respaldo de una lista de coberturas más que aceptable, acepta la entrada dentro del mundo del seguro de salud con poca intención de mirar la letra pequeña. Desea que se atiendan sus necesidades y todos somos conscientes de que la relación entre las dos partes es la misma que entre cualquier cliente y empresa o dicha de otra manera, entre solicitante y prestatario de servicios. Ante todo esto, la primera recomendación a la hora de abordar la adquisición de un seguro de salud es leerlo todo.

Hoy en día, en las  propias páginas de las aseguradoras y a través de comparadores, podremos hacernos una idea de los que significa y lo que nos aporta un seguro de salud. En su mayoría, por lo general ofrecen:

  • Descuentos en pólizas para familiares.
  • Asistencia primaria (en los centros de sus guías)
  • Asistencia extra hospitalaria.
  • Pruebas diagnósticas.
  • Amplio Cuadro médico.
  • Bonificaciones dentales, en forma de descuentos porcentuales, en su mayoría.

A partir de estas líneas generales, cada compañía empieza a trazar su estrategia de coberturas “adicionales” que varían en función de factores muy particulares, ya que el fin principal es confeccionar un seguro de salud a medida del cliente. Por el lado del “marketing”, es interesante observar como dependiendo de la época, se centran en cosas tan dispares como la salud dental o la atención en la jubilación.

Finalmente, volvemos a recalcar que la clave a la hora de contratar un seguro de salud es comparar y estar informados. Hay que perder el miedo a hacer las preguntas y si es con el famoso: “y si…” mejor. No hay forma de evaluar un producto que estableciendo todos los supuestos en los que nos podamos ver inmersos.

4 Comentarios

  1. SJAVIE1

    Hola buenas noches

    abría que debatir lo que opinas tu ,yo opino totalmente diferente a ti , yo estoy a favor de los seguros de salud y mas , tal y como esta la Seguridad Social , que ahi quede.

    Javier Sevilleja

  2. Seguros de Salud

    A la hora de contratar un seguro, ya sea de hogar, coche, rc, o, como en este caso, de salud, lo mejor es hacerlo a través de un mediador. El motivo no es otro que tener claro qué estás contratando.

    Él está ahí para resolver esas dudas que, como bien dice el artículo, puedan surgir: ¿Y si contraigo tal enfermedad? ¿Y si me pongo enfermo en el extranjero? ¿Y si decido operarme de una hernia? ¿Hay periodos de carencia?…

    Son muchas y muy dispares todas estas dudas, y lo mejor antes de contratar es tener claro qué queda cubierto por el seguro y qué no. Y es más, no existe un único seguro de salud, si no que hay distintas modalidades para que encuentres la que mejor se adapte a tus necesidades.

    Insisto, lo mejor es ponerse en manos de un experto mediador/corredor y no tratar de encontrar el más barato en comparadores… Hay profesionales que asesoran a través de internet/teléfono como es mi caso. Si estás interesado puedes encontrar más información en :http://www.presupuestosyseguros.com/seguros/salud/seguro-medico-de-asistencia-sanitaria

    Saludos

    Carlos de Miguel

Deja un Comentario