Seguro decenal, principales características

Aunque probablemente muy pocas personas hayan escuchado hablar del seguro decenal, este es un producto que también existe en el mercado asegurador y que conviene conocer un poco más sobre sus principales características. Comenzaremos diciendo que se trata de un seguro que tiene por objeto garantizar la seguridad de quienes habitan un edificio de reciente construcción durante un plazo de 10 años posteriores a la entrega de la obra. La cobertura incluye los daños que hayan resultado de defectos estructurales en su construcción y que de forma directa afecten la estabilidad y resistencia mecánica del edificio.

De acuerdo con la Ley 38/1999 de Ordenación de la Edificación, todos los edificios de nueva construcción enfocados a la vivienda en España, deben de contar con un seguro decenal. Esta ley viene a subsanar una garantía decenal que se aplicaba en años anteriores por ruina en el edificio y que no obstante hacerla cumplir era un proceso bastante complicado, principalmente porque no se contaba con el patrimonio suficiente como para garantizar por los daños que se ocasionaban. Incluso solo se reparaba el daño si los promotores o los profesionales en la construcción de edificios, contaban con un tipo de seguro de responsabilidad civil.

Seguro Decenal

Seguro Decenal

El seguro decenal es obligatorio para todos los edificios de nueva construcción que como decíamos estén orientados a la vivienda. El único motivo por el cual no es obligatorio es en el caso de que el promotor del edificio los defina como una vivienda unifamiliar de uso propio. Es importante saber que se tienen tres plazos para reclamar la responsabilidad de los promotores, constructores, arquitectos y demás profesionales que tienen relación directa con la construcción del edificio en base a los daños que se tengan:

  • 1 año – Este periodo de tiempo se aplica a los daños que se generen en los elementos de terminación del edificio.
  • 3 años – En este caso se aplica a los defectos de los elementos de construcción que ocasionen el no cumplimiento de los requisitos de habitabilidad del edificio.
  • 10 años – Un plazo que se aplica para los daños provocados por defectos que afecten directamente los soportes, cimentación y demás y que básicamente pongan en riesgo la estabilidad y la resistencia mecánica del edificio.

Deja un Comentario