Seguro de autocaravana: que es y que coberturas ofrece

seguro de autocaravanas

Antes de entrar de lleno con el tema del seguro de autocaravana es conveniente dejar claro la diferencia entre autocaravana y caravana. En el primero de los casos se trata de un vehículo que combina el mobiliario de una casa o vivienda con un medio de transporte, mientras que la caravana es únicamente la parte que tiene función de casa y que tiene que ser arrastrada o remolcada por un coche. Al tratarse la autocaravana de un vehículo independiente necesariamente requiere de un seguro en particular, sin embargo no existe una tarifa especifica ya que cada autocaravana tiene diferentes prestaciones, usos y potencia, lo que significa que el cliente debe dirigirse con la aseguradora para conocer las condiciones.

Lo más conveniente en cuanto a un seguro de autocaravana es encontrar un corredor de seguros que tenga la capacidad de brindar asesoramiento en relación con el tipo de coberturas que se deben contratar, así como evaluar apropiadamente los daños que se puedan derivar de un posible siniestro. Este último aspecto es importante ya que los daños y los gastos por concepto de reparación difieren de los que se podrían tener con las carrocerías de los coches habituales y con frecuencia son tomados de forma errónea por los peritos al tratarse de un coche vivienda.

El seguro de autocaravana más básico es el de daños a terceros, un tipo de seguro obligatorio que la mayoría de las compañías suelen acompañar con el seguro de responsabilidad civil, la reclamación de daños y la defensa. No obstante, el cliente puede incluir en la póliza cuberturas adicionales como es el caso de:

  • Siniestro total
  • Fenómenos naturales
  • Asistencia en carretera
  • Daños a las lunas del coche y de la carrocería
  • Incendio
  • Robo

En función de la cantidad que se quiera desembolsar, la cobertura de riesgos termina siendo una decisión enteramente del cliente, sin embargo la mayoría le recomendara que como mínimo un seguro de autocaravana debería incluir cobertura de daños a terceros, siniestro total, robo, incendio, en tanto que la cobertura de daños propios sin franquicia puede hacerse a un lado ya que esta cobertura presenta costes muy elevados. El seguro de robo y asistencia en carretera pueden presentar diferentes condiciones en función de la compañía, por lo que es conveniente consultarlo con la aseguradora para evitarnos sorpresas.

Deja un Comentario