Motivos por los que se puede rechazar una reclamación de seguro de vida

reclamaciones de seguros

En principio, el procedimiento de reclamación de un seguro de vida parece ser algo de rutina y con frecuencia la mayoría de las reclamaciones de este tipo de seguros se pagan sin ningún inconveniente después de que se ha presentado el fallecimiento del asegurado. A pesar de esto, muchas otras reclamaciones de seguro de vida son rechazadas por las aseguradoras, lo que por supuesto solo significan más malas noticias para los beneficiarios. Aprender entonces algunos de los motivos más comunes por los que una compañía de seguros puede rechazar una reclamación de seguro de vida es básico para protegerse asimismo y a la familia.

PÓLIZA VENCIDA

Cuando se tienen primas de seguro a largo plazo y estas se dejan de pagar por un periodo de tiempo determinado, una póliza de seguro de vida puede venirse abajo al instante. Incluso si el asegurado cuenta con una póliza permanente, si no se ha hecho cargo de los pagos por un tiempo, el valor en efectivo que se tenga puede no resultar suficiente para solventar los costes de operación. Por tanto, una póliza de seguro de vida vencida, da como resultado que una reclamación será negada cuando el asegurado fallece.

FRAUDE

Si bien es cierto que la mayoría de los asegurados son honestos, las aseguradoras tienen que protegerse de aquellos que no lo sean y comentan fraude con su seguro de vida. En otras palabras, si se descubre que se ha hecho fraude, la reclamación será desechada de inmediato, además de que la compañía se da a la tarea de investigar las causas de la muerte del asegurado si se tiene duda de cómo ha sido su muerte.

DOCUMENTACIÓN INCOMPLETA

La aseguradora requiere de un formulario de reclamación, así como una copia oficial del certificado de defunción del asegurado para procesar la reclamación. Si se presenta un certificado de defunción firmado por personal de la funeraria, lo más seguro es que la reclamación sea rechazada ya que este no se considera un documento oficial, por lo que además de proporcionar toda la información correcta, hay que tener la certeza de llevar documentos que tengan validez oficial.

SUICIDIO

Aunque estamos de acuerdo que es una situación muy trágica, el suicidio del asegurado invalida muchas pólizas de seguro de vida. Si la persona asegurada murió, dos años o menos, después de contratar su póliza, la reclamación puede demorarse en tanto las reglas de la compañía determinan el suicidio como causa de la muerte.

Deja un Comentario