Prima garantizada o prima revisable, cuál es su diferencia

estadisticas

Cuando se contrata la póliza de seguro, existe una opción para que el cliente decida si quiere una prima garantizada o una prima revisable, de esta decisión dependerá el que al final se termine pagando una cantidad más elevada o no, ya que la diferencia entre estos dos conceptos es muy grande. Cuando se opta por una prima garantizada, las primas mensuales que se deberán pagar, permanecerán fijas durante todo el tiempo de vida de la póliza, lo que significa que si se tiene una cuota mensual de 40 euros al comienzo, también se pagaran 40 euros al final, es decir, la aseguradora garantiza que no modificará el coste de las primas.

Por otro lado, con una prima revisable, la compañía de seguros tiene facultades para modificar el valor de las primas mensuales en el plazo que dure la póliza. Estas modificaciones pueden originarse como consecuencia de un incremento en la edad del asegurado, así como a la actitud de la compañía con relación al riesgo en función de las reclamaciones y factores económicos. En otras palabras, las cuotas mensuales que se pagan habitualmente podrían verse incrementadas de forma significativa con el transcurso del tiempo.

¿Cuál es mejor es la mejor opción?

Considerando una póliza a largo plazo, de 20 a 30 años, el importe total de las primas que se pagan, por lo general funciona mejor con una prima garantizada que con una prima revisable, no obstante que las cuotas son en principio más altas con tasas garantizadas. Este caso se aplica especialmente a los trabajadores más jóvenes que tienen mayores posibilidades de conseguir primas fijas mucho más bajas en comparación con trabajadores de mayor edad.

Definir qué tipo de prima es mejor para el asegurado, dependerá de la situación en particular de cada persona. Lo más indicado aquí es asesorarse con un experto en la materia, sin embargo se sabe que uno de los mayores inconvenientes de una prima revisable es que el coste mensual puede incrementarse significativamente con el pasar del tiempo, por lo que lo ideal es asegurarse que el plan de seguro resulte asequible, tanto en el presente como en el futuro.

Algo importante a considerar es que algunas aseguradoras incrementan las primas con la edad y como consecuencia pueden ofrecer cuotas más bajas hoy, sin embargo estas mismas se verán incrementadas con el tiempo, incluso en hasta tres veces la cuota inicial.

Deja un Comentario