Los seguros agrarios y sus diferentes modalidades

seguros agrarios

Aunque no se oye hablar mucho de ellos, los seguros agrarios cumplen un papel preponderante para quienes se dedican a las labores del campo y que ante los persistentes cambios climáticos que suelen presentarse de forma impredecible, tienen que lidiar con los daños provocados en su maquinaria y equipo y en general al sector agropecuario. Por ello, las aseguradoras y el gobierno se dan a la tarea de desarrollar distintos planes de cubertura para asegurar, a través de indemnizaciones y pagos correspondientes, la protección de las cosechas, ganado o demás animales que pudiesen verse afectados como consecuencia de fenómenos climáticos.

A este respecto se identifican diferentes modalidades de seguros agrarios según las necesidades de quien los solicite:

Seguros combinados

Este tipo de seguros agrarios da cobertura a los riesgos más básicos que se consideran pueden afectar directamente a la producción y que incluyen inundaciones, pedriscos e incendios. Si existe un mayor riesgo, el cliente puede solicitar ampliar la cobertura en este caso contra vientos originados por un huracán. Su coste estará en función de los riesgos a cubrir, así como la producción agrícola asegurada y las condiciones geográficas donde se encuentre.

Seguros de rendimientos

Este seguro tiene la particularidad de garantizar el rendimiento del productor agropecuario que lo desea contratar. El rendimiento se define en base a los datos que se obtengan de la productividad que se ha tenido en años anteriores. Dicho esto, generalmente se aseguran las producciones agrícolas que dispongan de información sobre su productividad anterior. La cobertura puede incluir cosechas como la de almendro, el olivar, la colza, el girasol, la remolacha azucarera, así como cereal de invierno y leguminosas en grano.

Seguros para la producción agropecuaria

En este caso se trata de una modalidad de seguros agrarios que da cobertura a los riesgos que afectan a la crianza y producción de especies tales como la vacuna, ovina, caprina y equina. La cobertura puede incluir enfermedades y accidentes del ganado, síndrome respiratorio bovino, problemas de mamitis y parto, así como destrucción de cadáveres. El coste de este seguro puede variar en función del ganado que se pretenda asegurar.

Seguros para la producción acuícola

Como su nombre lo indica, son seguros que están orientados a dar cobertura a los riesgos que pueden afectar la crianza de peces de agua dulce, así como de aguas marinas, incluyendo el mejillón, el rodaballo, la dorada o la lubina. Estas especies son aseguradas contra el riesgo de una contaminación del agua por productos químicos, rayos, inundaciones y avenidas de agua.

Un Comentario

  1. maite

    Tener mucho cuidado a la hora de contratar con Agroseguros, dinero tirado en seguros de olivar, según ellos se caen las olivas, pero si no hay ramas rotas no te pagan nada aun estando todas en el suelo. UN ROBO

Deja un Comentario