La cobertura para gastos legales en el seguro de coche

Casi nadie se lee la póliza de su seguro de coche, pero en la mayoría de ellas existe una cuantía que podemos reclamar para pagar a un abogado propio, que nos puede defender en caso de siniestro. La mayoría de los seguros de coche tienen  una cobertura de asistencia legal, de manera que ante cualquier siniestro estaremos cubiertos por los abogados de la compañía, pero en ocasiones hay que recurrir a un abogado externo.

La cantidad que el seguro nos da para pagar a un abogado propio no es fija. En los seguros baratos, esta cantidad suele ser de unos 600€, mientras que en los seguros con mejores coberturas, la cantidad puede llegar a los 3.000€.

¿Cuándo puede ser útil esta cobertura?

Esta cobertura puede ser útil cuando el siniestro ocurre entre dos coches de la misma compañía, ya que los abogados de la misma no van a pelear demasiado por nosotros, o cuando vemos que la compañía no defiende bien nuestros intereses.

En mi caso, tuve que recurrir a esta cobertura una vez, así que os voy a comentar cómo fue el proceso para que veáis como funciona esta cobertura para gastos legales, cómo la reclamé y qué resultado me dio.

Buscando seguros baratos, contraté un seguro a todo riesgo con Direct Seguros para mi coche, un monovolumen. Un verano, el conductor que venía en sentido contrario se cruzó a mi carril y di varias vueltas de campana. No hubo daños personales graves, pero mi coche, con 32.000 km, quedó para la chatarra.

Aquí es cuando empezó un calvario de varios meses. Direct Seguros no tiene oficinas, y yo contraté por Internet, por lo que no tenía a quien acudir, momento en el cual me acordé de los seguros de coche baratos, y no para bien. Cada día, los operadores de Direct Seguros me decían una cosa distinta, así que tras consultar con un agente de seguros miré en la póliza, y vi que en mi caso tenía  1.200€ para contratar un abogado. Así, busqué a un abogado conocido, el cual se encargó de todo el proceso, sin que yo tuviese que hacer nada más. Cobré la indemnización del coche en 15 días, y el abogado se hizo cargo de pedir este dinero a la compañía, a través de una simple factura.

Como podéis ver, una vez que decidís buscar un abogado propio, éste se hace cargo de todo. Por eso, os recomiendo que cojáis la póliza de vuestro seguro de coche, y miréis qué cantidad de dinero tenéis para contratar a un abogado propio. En mi caso los 1.200€ no fueron suficientes, aunque no tuve que pagar más gracias a que conocía al abogado. Por eso, lo mejor es que subáis esta cantidad al menos hasta los 3.000€, ya que nunca se sabe cuándo vais a necesitar a un abogado propio.

2 Comentarios

  1. confiance

    Raúl, al final ves donde acaban las consultas en un incidente importante, en un MEDIADOR, imagino que habrás anulado la póliza de esta línea directa y habrás contratado con el mediador que te asesoro, no?. Saludos.

  2. GabrielFrutos

    Direct Seguros, Verti, Línea Directa, Click Seguros …
    Todas éstas compañías ofrecen un bajo coste debido a que tienen inferiores coberturas. Al cubrir un número menor de siniestros por falta de coberturas y no disponer ni de oficinas ni de mediadores profesionales, sus gastos son menores y pueden ofrecer seguros más baratos en perjuicio de lo comentado, de la calidad del seguro y de las prestaciones a sus asegurados. Nadie da duros a cuatro pesetas …

    Os puedo asegurar que existen grandes compañías aseguradoras que hoy en día pueden competir en precio con éstas aseguradoras “low cost”, ofreciendo mayores y mejores coberturas que éstas.

Deja un Comentario