Consejos para le gestión personal del seguro de vida

seguros de vida

Que los beneficiarios no cobren un seguro de vida por la mala gestión del contratante no es algo anormal. Es más, son tantos que entran dentro de los cálculos que hacen las aseguradoras a la hora de proyectar sus beneficios. Esto no es un caso de mala fe de la compañías, más bien, puede ser achacado a un tipo de de cliente que no suele dar importancia a la gestión posterior del mismo, y por eso, aquí damos unos consejos para que al menos tu póliza, no sea una de tantas que se “pierden”.

Hablar, hablar, hablar

Después de decidir que seguro de vida contratar y  haber escalado el “Everest emocional” que supone para algunas personas planificar “su ausencia” , tenemos que hacer participe a los beneficiarios, personas encargada de nuestros asuntos o abogado, de todo lo relacionado con el seguro contratado. No se trata de la simple mención en una comida, sino de dar una información sobre las condiciones y detalles de nuestro acuerdo con la compañía aseguradora. Esto, se debemos hacerlo con el contrato delante y dando una información clara.

Un experto siempre es mejor

Lo hemos hablado en varias ocasiones en este blog, y por mucho que se repita, siempre será insuficiente. Un experto puede ahorrar quebraderos de cabeza y sobre todo evitar dolores de la misma zona de nuestro anatomía.

Beneficiarios no son herederos

La ley establece muy claramente las condiciones de todo lo relacionado con las herencias, incluidas pólizas de seguro pero cuidado, el beneficiario de un seguro de vida puede ser cualquier persona y nuestros planes podrían llegar a chocar con los planes que pudiéramos tener en la cabeza en el momento de escribir nuestro testamento.

El registro es tu amigo

En 2007 se creó en España, a través del Ministerio de Justicia, un registro con en el que están las pólizas contratadas y los interesados puede solicitar información de la misma en caso de dudas. Estas peticiones se pueden realizar a través de internet, correo o en la sede del registro, así como en la gerencias territoriales.

Como resumen, podemos decir que tan importante como contratar un seguro es facilitar las cosas a los beneficiarios. La comunicación con los mismos, ayudará a que las cosas se hagan dentro de un orden y sobre todo ahorre trámites. Recomendamos siempre la presencia de un experto en nuestro proceso de elección y firma de un contrato. Tenemos que evitar que el seguro de vida siga siendo esa especie de documento “del que cuesta hablar”.

Un Comentario

  1. yolanda cediel

    España sigue siendo uno de los países con menos seguros de vida suscribe, sin duda por la falta de cultura del seguro en general y por falta de unas leyes, sobre todo fiscales, que ayuden al ahorro, que eso es en definitiva un seguro de vida.

Leave a Reply to yolanda cediel Click here to cancel reply.