Los beneficiarios en los seguros, ¿cómo son designados?

Beneficiarios Seguros
La designación del beneficiario de un seguro puede llevarse a cabo al instante en que se contrata la póliza, sin embargo también es posible que esto pueda llevarse a cabo posteriormente a través de un escrito que el titular del seguro deberá presentar ante su compañía aseguradora. A continuación la compañía se encargará de elaborar un documento en el que establecerá quienes son los beneficiarios de dicho seguro. La forma en la que se designan los beneficiarios ante la compañía de seguros es importante, ya que el asegurado tiene derecho a designar de forma expresa a una o varias personas como beneficiarias de la indemnización.

Por su parte, los derechos de los beneficiarios con respecto a la indemnización quedan plasmados en una cláusula especial que se establece en el contrato de seguro, los mismos que pueden ser exigidos a la compañía de seguros precisamente por las personas que hayan sido designadas como los beneficiarios de la póliza. En cuanto a las personas que pueden ser consideradas como beneficiarios de un seguro, aquí se establece que puede ser cualquier persona física o moral, por supuesto el propio asegurado. En los seguros de vida por ejemplo, el asegurado debe de señalar qué porcentaje de la suma asegurada corresponde a cada uno de los beneficiarios.

Ante todo es de vital importancia que el asegurado consulte con su compañía de seguros la manera correcta en que debe designar sus beneficiarios, así como las consecuencias de no hacerlo o de hacerlo de una forma incorrecta. Además, no importa si el asegurado designo a sus beneficiarios justo cuando contrato la póliza ya que en cualquier momento puede cambiarlos o en su caso agregar más beneficiarios pero siempre asegurándose de hacerlo a través de un escrito que debe presentar ante la aseguradora para que sea esta la que lo endose al contrato.

Los beneficiarios del seguro tienen que tener conocimiento de que existe dicha póliza, así como el lugar en donde se encuentra a resguardo, ya que sin ella simplemente no podrán llevar a cabo el procedimiento de reclamación por la indemnización del seguro. Igualmente se recomienda que si el asegurado incluye o desea incluir a un menor como beneficiario, lo haga mediante un contrato de fideicomiso y en el que se designe a una persona fiduciaria para gestionar el importe de la indemnización.

Deja un Comentario