Accidentes con conductores no asegurados

declaración amistosa

De acuerdo con datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), existen aproximadamente más de un millón de coches que circulan por el país sin contar con una póliza de seguro, muy a pesar de que, como se sabe este seguro es obligatorio para todos los dueños de un vehículo a motor. Esto básicamente significa que a cualquier parte que nos dirijamos, hay posibilidad de que nos veamos involucrados en un accidente con conductores no asegurados, que contrario a lo que muchos piensan, el no tener un seguro de coche no imposibilita tener derecho a recibir una indemnización. Esto es posible si se realiza el procedimiento adecuado.

La legislación vigente indica que es el Consorcio de Compensación de Seguros el que se hará cargo de cubrir los daños que sean ocasionados a terceras personas o bienes materiales por estos conductores que no cuenta con un seguro de coche. De presentarse un escenario como este, la persona asegurada que se ve involucrada en un accidente o siniestro con un conductor sin seguro de coche, deberá tomar nota de todos los datos del modelo y matrícula del coche, notificar a la policía, conseguir la mayor información posible del otro conductor, anotar los datos de testigos presenciales y notificar a la aseguradora en un plazo no mayor a 7 días.

En caso de que se hayan presentado lesiones físicas durante el accidente con conductores no asegurados, también será el Consorcio de Compensación de Seguros quien se hará cargo del total de gastos por concepto de asistencia médica, así como la indemnización por daños materiales. Por otro lado, se comprueba que el coche no asegurado es el responsable del accidente o siniestro, entonces el Consorcio de Compensación de Seguros estará en su derecho de exigir el pago o reembolso de todos los gastos de los que se haya hecho cargo.

En términos generales, no existe ningún beneficio que justifique el que un conductor no tenga asegurado su coche que por ley es obligatorio y debería ser razón suficiente para contratar un plan con una aseguradora. Además de poner en riesgo la integridad física de terceras personas y la suya propia, un conductor no asegurado puede poner en riesgo su patrimonio financiero.

Deja un Comentario