3 preguntas básicas que debes hacerte con respecto a los seguros de vida

preguntas

Suele ser común en los anuncios de compañías aseguradoras el que se mencione que por unos cuantos euros al día, una persona puede proteger a su familia con miles de euros en un seguro de vida. Aunque en principio esto suena muy tentador, por lo general este tipo de anuncios hacen alusión a seguros de vida temporales o a término que como su nombre lo indica únicamente ofrecerán protección por un periodo de tiempo limitado, con plazos de 10, 20 o incluso 30 años. En otras palabras, si el asegurado muere mientras la póliza esta activa, la familia recibe un beneficio por su muerte, sin embargo los diferentes tipos y las opciones de estos seguros pueden ser confusas, por lo que a continuación veremos las 3 preguntas básicas que debes hacerte con respecto a los seguros de vida:

¿Por qué contratar un seguro de vida?

Antes de hacer una compra de cualquier póliza de seguro, hay que preguntarse el porqué se compra un seguro de vida. Solo es por proteger a la familia en caso de muerte prematura o se ha adquirido una deuda adicional que requiere de tener una cobertura en cuyo caso se debería analizar la compra de un seguro de vida permanente. Si no se tiene liquidez y hay obligaciones inmediatas, un seguro temporal puede ser lo más indicado.

¿Cuáles son las opciones?

La mayoría de los asegurados por lo general pueden acceder a uno de dos tipos de pólizas de seguros, grupal o individual. En la primera se ofrecen a los empleados por parte de la empresa, conocido también como seguro colectivo de plazo; es cómodo, no hay pagos automáticos y frecuentemente no se requieren exámenes físicos. En el caso de la póliza individual es aquella que la cobertura se aplica a usted o a un miembro de la familia. Son flexibles, tienen primas de nivel y no hay que preocuparse por perder la protección si se cambia de trabajo.

¿Qué sucede si no muero?

Aquí es importante entender lo que sucederá con la póliza de seguro conforme el plazo final se acerque. En términos generales si el asegurado no muere durante el plazo que dura la póliza, las primas tienden a incrementar su valor cuando se opta por quedarse con la póliza, además es posible que el asegurado requiera de una nueva póliza de seguro, sobre todo si aún se encuentra sano y requiere de mantener la cobertura, y finalmente también es posible que la cobertura disminuya en caso de que solo se haya necesitado para cubrir la hipoteca o los estudios universitarios de los hijos.

Deja un Comentario